Buscar
  • 42k

Ciclos circadianos, ¡entendiéndolos!

L.NC. Adriana Domínguez Rdz.

Miembro del Consejo Consultor de Nutrición Kyäni LATAM.


En el artículo de hoy, hablaremos de lo que son los ciclos o mejor dicho los "Ritmos Circadianos", y estos son los cambios:


  1. Físico

  2. Mentales y

  3. Conductuales,


Que siguen un ciclo diario, respondiendo principalmente a la luz y oscuridad del ambiente donde se encuentra un organismo (desde una molécula hasta reino animal, plantas, bacterias, humanos, etc), para poner más claro este concepto, el ejemplo básico es: dormir por la noche y despertar durante el día es un ritmo circadiano relacionado con la luz, o sea hablamos de una Cronobiología, que es la que estudia estos ritmos que se da en prácticamente cualquier ser vivo.


Toda la actividad que tenemos está pautada por los ritmos (relojes) biológicos que son un dispositivo de tiempo innato en nuestros genes ancestrales y cuya dinámica es sincronizar diariamente con diversas variables cíclicas de nuestro medio ambiente (mañana, tarde y noche).


En resumen tenemos un "marcapaso" como lo han descrito en diferentes artículos de estudio, es un "Marcapaso endógeno" ubicado en los núcleos supraquiasmáticos o NSQ (abreviado) del Hipotálamo; éste reloj está formado aproximadamente por unas 20,000 neuronas.

Lo que sucede con éste NSQ, es, que recibe la información lumínica directa del ambiente cancelando el periodo del ritmo endógeno (dentro del cuerpo) a las 24 Hrs del día y así coordina el despertarnos, estar activos durante la luz (día) sabiendo en esas 24 horas, que se va perdiendo la luz (atardecer) para finalmente llegar a la oscuridad (noche) y dormir, dejar descansar al organismo para recuperar hormonas, enzimas, metabolitos, y sin fin de necesidades para volver a tener en regularidad los diversos ritmos circadianos conductuales, hormonales y fisiológicos del individuo, algunos ejemplos de estos ritmos son:


  • El sueño-vigilia,

  • Niveles de hormona del sueño (melatonina).

  • La temperatura del cuerpo,

  • Hambre

  • Hormonas, etc..


El reloj circadiano se ha conservado a lo largo de nuestra historia de vida y evolución, por lo que la importancia de lo que menciono, es porque confieren al Sistema Nervioso Central la capacidad de sincronizar e integrar nuestra fisiología antes de que ocurran los predecibles cambios medioambientales biológicamente relevantes, como la disponibilidad de alimento, cambios de temperatura o humedad. Quiere decir que pueden activarse o desactivarse los genes que controlan la estructura de los relojes biológicos, acelerando, desacelerando o reiniciándolos, es importante entender esto, porque si esto sucede, se verán afectadas las funciones del cuerpo y la salud de una persona, tanto en:


  • Secreciones hormonales,

  • Hábitos alimentarios,

  • Temperatura del cuerpo,

  • Digestión

  • Entre un sin fin de ciclos que tiene el cuerpo.


Dando estos ciclos alterados, anormales una irregularidad manifestada con afecciones médicas crónicas conocidas como trastornos del sueño, sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión, trastornos del cerebro (bipolaridad), etc…


En cuestión nutricional y el mayor interés a entender en este artículo, es que, debemos respetar los horarios del cuerpo, entendiendo que el NSQ es quien sincroniza diariamente los diversos ciclos circadianos localizados dentro como fuera del Sistema Nerviosos Central, y estos son los ciclos de los órganos como tejido adiposo, páncreas, riñones, corazón, músculo, intestinos, etc. La ingestión de alimentos es un estímulo sincronizado, existiendo una estrecha interacción entre diferentes procesos metabólicos y los ritmos circadianos, entre la actividad enzimática, hormonal, el metabolismo de los nutrientes, presión arterial y ciclos de sueño, regulados todos ellos por los ritmos circadianos, al igual que la sensación de apetito vs hambre, síntesis y absorción de metabolitos en intestino y movilidad intestinal.


Quiere decir que los ritmos circadianos están asociados con la nutrición, siendo un factor sincronizador relevante para cuidar nuestra forma de alimentarnos, nutrirnos, dormir, hidratarnos, etc… Es saber llevar horarios adecuados para evitar caer en deficiencias o comprometer a nuestro sistema inmune y no estar saludables, la influencia del ciclo sobre nuestros patrones de alimentación es sumamente importante, así como debe ser tomada con mucha seriedad para que restablezcamos el rumbo natural de las funciones fisiológicas de nuestro organismo.


Para finalizar sólo quiero recordarte, no dejes de realizar tu desayuno, comida y cena, así como agregar pequeños snacks durante el día, si es que lo deseas, dentro de estas comidas completas o snacks puedes incluir el uso de suplementos para llevar una estructura y correctos ciclos a tu organismo.


Aquí abajo déjanos tus comentarios o mándame tu correo a nutricion@kyanicorp.com


Bibliografía:

  1. MadridJA.Losrelojesdelavida.Unaintroducciónalacronobiología.En:Madrid JA, Rol MA, editores. Cronobiología básica y clínica. Madrid: Editec@Red; 2006. p. 39–81.

  2. BuijsRM,KalsbeekA.Hypothalamicintegrationofcentralandperipheralclocks. Nature Rev Neurosci. 2001;2:521–6.

  3. Stratmann M, Schibler U. Properties, entrainment, and physiological functions of mammalian peripheral oscillators. J Biol Rhythms. 2006;21:494–506.

  4. Gómez-Santos C, Gómez-Abellán P, Madrid JA, Hernández-Morante JJ, Lujan JA, Ordovas JM, et al. Circadian rhythm of clocks genes in human adipose explants. Obesity. 2009;17:1481–5.

  5. HattarS,LiaoH-W,TakaoM,BersonDM,YauKW.Melanopsin-containingretinal ganglion cells: architecture, projections, and intrinsic photosensitivity. Science. 2002;295:1065–70.




91 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo