Buscar
  • 42k

Consiguiendo un plan saludable en poco tiempo.

Esp. Nut. Adriana Domínguez Rodríguez.

Miembro del Consejo de Nutrición Kyäni LATAM.




¿Cuántas veces nos parece imposible poder llevar un plan de alimentación saludable si no hay tiempo para cocinar?, y más con el ritmo aceleramos que llevamos hoy en día. Pero, en realidad, comer bien y dedicarle poco tiempo a cocinar no tienen porqué ser conceptos complicados.

Pero, te tengo una excelente noticia, existen maneras de conseguir seguir un plan saludable sin tener que pasar horas en la cocina. Los siguientes consejos, pueden resultar más fácil de lo que parecen, así que manos a la obra:


Planifica, debes planificar:

La base para tener todo listo es, literal tomarse el tiempo para sentarte con una hoja en blanco y pluma para comenzar a "planificar" las comidas de la semana, esto es el mejor hábito mejores inversiones de tiempo para comer bien.

Cuando escoges menú podrás comenzar a elaborar, una lista de la compra y organizar las combinaciones de alimentos que queramos hacer para cada día, asegurando que sean equilibrados y evitando la monotonía de repetir platos. Además, ahorraremos dinero porque evitaremos el desperdicio de alimentos y la compra de productos menos adecuados en un plan de alimentación.


No olvides cumplir con la frecuencia de consumo de alimentos, diario como semanalmente.

Aquí te indico la frecuencia aconsejada de cada grupo de alimentos para poder realizar una alimentación adecuada:


Verduras: 3 al día, como mínimo, en comida y cena

Frutas frescas: 2 al día como mínimo.

Pan integral: 1 vez al día.

Frutos secos (crudos o tostados): 3-7 puñados a la semana.

Lácteos (leche, yogur, queso): 1-2 veces al día.

Carne, huevos y legumbres: no mas de 2 veces al día alternando.

Pescado: 3-4 veces a la semana,

Agua: en función de la sed

Aceite de oliva virgen: Para aliñar y NO cocinar


Básicos:

Son aquellos alimentos congelados o en conserva como verduras, pescado, etc, que nos permiten tener en la cocina opciones adecuadas, y, en algunos casos, como el caldo o las legumbres nos ahorran mucho tiempo y trabajo si se preparan con tiempo. Lo ideal siempre es hacer natural y que tú conserves pero si tienes aún conservas y quieres sacarlas para comenzar ese cambio saludable, debes escurrir y enjuagar la cantidad de sal que tienen los enlatados y conservas, esto para reducir su contenido en sodio y así obtener un alimento básico y listo para consumir.


Congelador:

Te recomiendo y es muy sencillo que tomes un día a la semana para dedicar a la cocina y elaborar platos completos o preparar algunos alimentos que sólo tengamos que combinarlos y/o calentarlos los días que vamos con más prisa.

Puedes lavar y escurrir lechuga, hervir varios huevos y algunas raciones de arroz, pelar zanahorias, incluso cocinar recetas, ya que las puedes conservar en el congelador, si no las vas a comer durante los siguientes días.

Recuerda, es importante poner la fecha de preparación en el envase o bolsas ziploc, para calcular su caducidad que ¡los congelados no duran mucho!.


Que no sea una excusa decir que "tienes poco tiempo, para no comer bien". Para llevar un plan de alimentación saludable si no hay tiempo para cocinar, todo está en planificar y organizar, cada semana hasta lograr hacerlo un hábito.


35 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo