Buscar
  • 42k

INFLAMACION, DESBALANCE, STRESS Y ALIMENTOS ANTINFLAMATORIOS

Actualizado: 30 de abr de 2019

Dr. César Fernández

Miembro del Consejo Consultor Científico Kyäni LATAM



En este post quiero hablarte de la relación que existe entre la alimentación y la inflamación, ya que a través de los alimentos nos llegan a diario montones de estas sustancias pro-inflamatorias, en pocas palabras que desarrollan alguna inflamación, por ejemplo el brócoli, acelgas o algunas lechugas, nos inflaman más a algunas personas que a otras, provocando desde gases hasta malestar o incomodidad abdominal. Sin embargo, este efecto podemos contrarrestarlo incluyendo en nuestra dieta diaria, alimentos antiinflamatorios, alimentos que nos ayudarán a que no suceda lo anterior, descrito. De modo que nuestra alimentación pueda ayudar a favorecer la homeostasis y así mantener un balance adecuado entre inflamación y anti-inflamación.


La inflamación, es una respuesta de nuestro sistema inmunológico a la agresión de diversos agentes causales, y por lo tanto es necesaria. Cuando nos damos un golpe o tenemos alguna infección, nuestro cuerpo reacciona dilatando los vasos sanguíneos de la zona afectada para aumentar el flujo sanguíneo. A la vez, los vasos sanguíneos aumentan su permeabilidad para dejar pasar sustancias encargadas de reparar el tejido dañado y proteger la zona de otros agentes invasores.

Sin embargo, como en muchos casos sucede, los mismos mecanismos de defensa de nuestro organismo pueden llegar a dañarnos. De este modo, la constante exposición a alérgenos, agentes infecciosos o sustancias nocivas a la que estamos sometidos, ya sea por el medio ambiente o por nuestro estilo de vida, puede llegar a causar una inflamación crónica. Diversas investigaciones han relacionado los estados inflamatorios crónicos con enfermedades como el cáncer, el Alzheimer, la arterioesclerosis, los problemas cardiovasculares, la diabetes tipo 2, el sobrepeso, entre otros.


La pregunta es, ¿cuáles son los alimentos proinflamatorios?


Los alimentos con efecto pro-inflamatorio son aquellos ricos en grasas trans y omega 6, fritos, con sal añadida o alimentos ricos en azúcar y almidón. Por desgracia, con tanto ultra-procesado en el mercado te puedes encontrar todas estas características en un mismo producto. Estos son algunos ejemplos de estos alimentos:

• Carnes procesadas (hamburguesas, salchichas, embutidos, etc.)

• Lácteos

• Aceites y grasas parcialmente hidrogenadas (margarinas, etc)

• Aceites refinados

• Snacks (papas, gusanitos, galletitas saladas, etc.)

• Pan blanco, harinas refinadas

• Bollería


Una mención aparte, merecen los alimentos que pueden producir intolerancias; frecuentemente las intolerancias pasan desapercibidas durante mucho tiempo hasta que sus consecuencias se ponen de manifiesto. Algunos de estos alimentos son los lácteos, alimentos con gluten, huevos y los colorantes, aromas y edulcorantes artificiales.


Alimentos anti-inflamatorios / antioxidantes:


Se conocen popularmente como alimentos antiinflamatorios a aquellos que contienen sustancias que previenen o revierten los procesos inflamatorios.

Estos son los alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3, en antioxidantes, en fibra dietética y algunos Fito-químicos con este efecto. Afortunadamente en algunos alimentos en su estado natural coinciden varias de estas sustancias. Estos son algunos de ellos:


• Frutas (cerezas, moras, arándanos, uvas, granada, papaya)

• Vegetales (vegetales de hoja verde, pimiento, tomate, remolacha, apio, brócoli, col, espinaca , ajo, cebolla, alcachofas)

• Frutos secos y semillas (nueces, almendras, semillas de lino y de chía)

• Cereales integrales

• Pescados (salmón, el atún, sardinas)

• Aceite de oliva extra virgen

• Especias (jengibre, cúrcuma, orégano, romero, clavo, nuez moscada)

• Té verde


Con esta información ya sabes qué alimentos evitar o al menos consumir con mucha moderación, entendiendo que otros que no pueden faltar en tu día a día y definitivamente eliminando todo aquel que no es necesario. Lo importante es mantener un buen equilibrio.


Debido al continuo bombardeo al que nuestro organismo se ve sometido diariamente este balance difícilmente es logrado únicamente con la mejoría en el aspecto nutricional y es allí donde surgen como alternativas los suplementos nutricionales, ese es otro tema que se tocará pero si es importante tenerlo en cuenta.

116 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo