Buscar
  • 42k

La relación antioxidante-salud 3ra.Parte

Dr. César Fernández.

Miembro del Consejo Consultor y Científico Kyäni LATAM.


De acuerdo a los artículos anteriores y lo que se ha venido explicando, se han estudiado desde 2011 alrededor de 100 enfermedades y su relación con el desbalance del sistema oxidativo, entre otras:

  • Cardiovasculares,

  • Cáncer,

  • Gástricas,

  • Respiratorias,

  • Neurológicas.

  • Sistema endocrino.

Entre éstas las de tipo cardiovascular tienen amplia evidencia. La oxidación de las LDL (lipoproteínas de baja densidad) colesterol parece representar la “llave maestra” en el desarrollo de la ateroesclerosis, en tanto pueden ser citotóxicas de las células endoteliales y bajar la motilidad del tejido macrofágico. Se plantea que la vitamina E que es transportada por las LDL colesterol puede reducir los procesos de oxidación (16). Otros antioxidantes con acción de vasodilatadores y vasoprotectores, además de antitrombóticos, antilipémicos o antiescleróticos (17), son los polifenoles cuya fuente y función se analizará más adelante.


En el caso de la diabetes los posibles mecanismos de los antioxidantes se relacionan con la inhibición en el intestino de la digestión de los hidratos de carbono, en particular la glucosa, de la cual también se modula su liberación por el hígado. Podrían también estimular la secreción de insulina en el páncreas y activar los receptores de la misma y de alguna manera activar la recaptura de glucosa en los tejidos blanco para la hormona. Otros efectos pueden ser la modulación de las rutas genéticas (9). Un dato relevante es que la metformina que se utiliza para el tratamiento de pacientes diabéticos resulta un poderoso antioxidante que disminuye la formación de radicales libres (18).


Respecto al cáncer se señala (5) que si los radicales libres afectan el DNA (ácido desoxirribonucleico) pueden ocurrir mutaciones que en su momento se transforman en células cancerosas. Se señala (8) la relación entre cáncer gástrico derivado de la presencia de Helicobacter pilori, bacteria que causa grastritis crónica y que puede conducir a lesiones pre- cancerosas relacionadas con el estrés oxidativo.


En el caso del cáncer de mama aumenta la evidencia de que el riesgo de esta enfermedad, asociada con los genotipos humanos relacionados al estrés oxidativo, pueden modificarse con el consumo de frutas y vegetales. Se estudia la variación genética (19) de diversas enzimas que participan en la protección endógena del proceso de óxido-reducción del organismo y su respuesta hacia el consumo exógeno de antioxidantes provenientes de frutas y vegetales.


Es posible que las enfermedades neurodegenerativas sean de las más estudiadas en el contexto del estrés oxidativo. Se ha advertido el aumento del deterioro de proteínas específicas por la presencia elevada de las especies reactivas del oxígeno. De igual manera en algunas zonas del cerebro ocurre la disminución de algunos metales de transición propias del efecto oxidativo, lo cual agrava la enfermedad. El metabolismo de glutatión, también se ve afectado lo cual se asocia con enfermedades como Parkinson, Alzheimer u otras degenerativas del sistema neurológico (7). También la literatura (17) aborda el efecto benéfico de los antioxidantes (polifenoles) en el daño hepático y gástrico producido por ingesta de alcohol y la protección del intestino o como coadyuvante en el tratamiento de cataratas propias de la diabetes, entre otras.

De igual manera (20) se ha estudiado la relación de los antioxidantes con la artritis reumatoide, anemia, síndrome metabólico, esclerosis múltiple, trastornos nefrológicos, pancreatitis, arrugas prematuras, resequedad de la piel, dermatitis y asma entre otros padecimientos que en la actualidad abordan las investigaciones en curso.


Como en toda temática de salud, el diagnóstico, tratamiento o prevención requiere de años de estudio y de herramientas diversas para el análisis, sobre todo, en la actualidad que cada día surgen nuevas tecnologías para el trabajo experimental. Se requieren bases sólidas para apoyar los estudios de este campo científico y su traslado a la población en general.


FUENTES EXÓGENOS DE ANTIOXIDANTES

Entre los antioxidantes hay varias familias de principios activos como los polifenoles y los fitoestrógenos. Entre los primeros se encuentran los flavonoides y los taninos, ampliamente estudiados.

Entre los flavonoides se pueden señalar sólo como ejemplo las antocianidinas (rojo-azulado de las fresas), catequinas (té verde y negro), citroflavonoides (naranjina, que da sabor amargo a lo naranja, limón, toronja), isoflavonoides (genisteína y daidzaína presentes en soya y sus derivados). Proantocianidinas en semillas de uva , vino tinto y arándanos. Otro tipo de antioxidantes son los taninos (polifenoles) presentes en el vino, con su característica de astringencia. No sólo son útiles a la industria alimentaria sino también en la de cosméticos .


Entre los productos con antioxidantes, más consumidos, están aquellos con:


  • Vitamina E: aguacate, aceite de oliva, arroz integral, frutas secas.

  • Vitamina C: acelgas, tomates (lico- peno), todos los cítricos (limón, naranja, mandarina), además kiwi, fresa, guayaba; con β-caroteno: zanahoria, espinacas, mango, melón.

  • Flavonoides: té verde, vino, manzana, o peras.

  • Antioxidantes en: el ajo, cebolla, ginseng, ginko, avena, sauco (gripa), hierbabuena, menta, albaca, jamaica, chaya (Yucatán), calabacita, betabel y verdolagas (9). El tomate de árbol tiene una cantidad moderada de antioxidantes y el noni una cantidad elevada (22).


Un dato dietético a recordar es que las moléculas fenólicas tienen amplia afinidad por las proteínas (25) por lo que su capacidad antioxidante puede disminuirse in vivo, y se alerta sobre la ingestión de los frutos rojos (fresa, arándano) en combinación con leche, lo cual podría alterar la efectividad antioxidante de los mismos. Un alimento con antioxidante de alto consumo es la guayaba (Psidium guajava L.) que contiene vitaminas A, C y polifenoles.


Otra fuente de antioxidantes (procianidinas, antocianinas y flavonoides) es el cacao y sus productos (licor de cacao, chocolate amargo, cocoa) ricos en catequinas, (15-20% p/p) (28). Perea, Cadena y Herrera, (2009) observaron que el chocolate amargo tiene alto contenido de polifenoles en tanto que el chocolate de mesa con azúcar, clavo y canela tiene un aporte intermedio y la cocoa con grasa vegetal tiene un contenido menor. Este último tiene valores superiores al de algunas frutas.


Se podría considerar que comparado con otros alimentos los polifenoles de cacao y sus derivados se sitúan en este orden:

  • vino tinto

  • cacao,

  • té verde,

  • manzana,

  • pera,

  • kiwi.

En México se ha estudiado la actividad antioxidante de la tuna no sólo para producir alimentos funcionales sino para la cosmetología o productos farmacéuticos. Este fruto contiene compuestos bioactivos como vitamina C, vitamina E y polifenoles.


CONCLUSIONES:

La literatura citada sugiere la necesidad de profundizar los estudios experimentales y epidemiológicos para caracterizar de mejor manera, no sólo el estrés oxidativo sino la relación de este fenómeno con la salud humana. De igual forma se requiere identificar más y mejores marcadores, incluso genéticos con los que se puedan estudiar diversos grupos poblacionales que permitan no sólo recomendar terapias antioxidantes, para el tratamiento, sino en primera instancia, para prevenir riesgos de padecimientos asociados con los radicales libres.


La investigación científica aporta datos sobre el beneficio del consumo cotidiano de alimentos con antioxidantes, sobre todo de frutas y verduras y la protección que pueden proporcionar para prevenir los riesgos de padecimientos, aunque se reitera que se requieren más estudios.

Por otra parte, al ampliarse la oferta de comunicación (internet, televisión, radio periódico, revistas) la difusión masiva de información en torno a la alimentación, ha permitido que la población aumente la tendencia de consumo de los alimentos con antioxidantes que además en México, tiene buena oferta en el mercado de productos naturales o industrializados. Así, la búsqueda actual de alimentos saludables ha resultado particularmente benéfica para la industria y para el consumidor. No obstante, cabe alertar a la población que el consumir alimentos con antioxidantes es una elección alimentaria que debe guiarse por convicción y conocimientos sobre sus efectos benéficos para la salud y no por moda alimentaria.



BIBLIOGRAFÍA DE LOS 3 ARTÍCULOS:


1. Vega, S. Innovaciones alimentarias al inicio del siglo XXI. El caso de los llamados alimentos y sustancias funcionales. En: Coronado, M., comp. Innovación tecnológica en el futuro de los profesionales en áreas biológicas. Un texto para estudiantes universitarios. México, D.F.: UAM-X. 2003; p. 223-59.

2. Drago, M., López, M., Saínz, T. Componentes bioactivos de alimentos funcionales de origen vegetal. Rev Mexicana Ciencias Farmacéuticas. 2006; 37 (4): 58-68.

3. Patthamakanokporn, O., Puwastien, P., Nitithamyong, A ., Sirichakwal. P. Changes of antioxidant activity and total phenolic compounds during storage of selected fruits. J Food Composition Analysis. 2008; 21, 241-8.

4. Pastene, E. Estado actual de la búsqueda de plantas con actividad antioxidante. Boletín Latinoam Caribe Plantas Med Aromáticas. 2009; 8 (6), pp. 449- 55.

5. Llancari, A ., Matos, A . Valoración de los nutrientes y antioxidantes en la salud humana e industria alimentaria. En: Universidad Peruana Unión. I Congreso Nacional de Investigación. Perú, Lima, 2-4 noviembre, 2011.

6. Quintanar, M., Calderón, J. La capacidad antioxidante total. Bases y Aplicaciones. Rev Educación Bioq. 2009; 28 (3):89-101.

7. Núñez, A. Terapia antioxidante, estrés oxidatívo y productos antioxidantes: retos y oportunidades. Rev Cubana Salud Pública. 2011; 37 (suppl.): 644-60.

8. Zamora, J. Antioxidantes: micronutrientes en lucha por la salud. Rev Chil Nutr. 2007; 34 (1): 17-26.

9. Reyes, A., Galicia, M., Carrillo, M. Antioxidantes: la magia de lo natural. Rev Tlatemoani. 2011; (8): 1-16.

10. Céspedes, E., Rodríguez, K., Llópiz, N., Cruz, N. Un acerca- miento a la teoría de los radicales libres y el estrés oxidativo en el envejecimiento. Rev Cubana Invest Biomed. 2000; 19 (3), pp. 186-90.

11. Zorrilla, A. El envejecimiento y el estrés oxidativo. Rev. Cubana Invest. Biomed. 2002; 21 (3): 178-85.

12. De la Fuente, M. Effects of antioxidants on immune system ageing. European J Clin Nutr. 2002; 56 (suppl.3):55-8.

13. Cesari, M., Marco, P., Bartali, B., Antonio, Ch., Penninx, B., Williams, G., Atkinson, H., Antonio, M., Gurainik, J., Ferrucci, L. Los antioxidantes y el rendimiento físico en personas de edad avanzada: la Invecchiare in Chianti (In CHIANTI) un estudio. Am J Clin Nutr. 2004; 79 (2): 289-94.

14. González, G., García, D. Ejercicio físico y radicales libres, ¿es necesario una suplementación con antioxidantes?. Rev Internac Med Ciencias Actividad Física Deporte. 2012; 12 (46): 369-88.

15. Clarkson, P. Thompson, H., Antioxidants: what role do they play in physical activity and health?. Am J Clin Nutr. 2000; 72 (suppl.): 637s-46s.

16. Stanner, S., Hughes, J., Kelly, C., Buttriss, J. A review of the epidemiological evidence for the “antioxidant hypothesis”. Public Health Nutr. 2004; 7 (3): 407-22.

17. Quiñones, M., Miguel, M., Aleixandre, A. Los polifenoles, compuestos de origen natural con efectos saludables sobre el sistema cardiovascular. Nutr Hosp. 2012; 27 (1): 76-89.

18. López, A., Fernando, C., Lazarova, Z., Bañuelos, R., Sán- chez, S. Antioxidantes, un paradigma en el tratamiento de enfermedades. Rev Asociación Nac Científica Estudiantes Medicina (ANACEM). 2012; 6 (1): 48-53.

19. Li, Y., Ambrosone, Ch., Mc Cullough, M., Ahn, J., Stevens, V., Thun, M., Hong, Ch. Oxidative stress-related genotypes, fruit and vegetable consumption and breast cancer risk. Carcinogenesis. 2009; 30 (5): 777-84.

20. Delgado, L., Betanzos, G., Sumaya, M. Importancia de los antioxidantes dietarios en la disminución del estrés oxidativo. Investigación y Ciencia. 2010; (50), pp. 10-15.

Escamilla, Ch., Cuevas, E., Guevara, J. Flavonoides y sus acciones antioxidantes. Rev Fac Med. UNAM. 2009; 52 (2): 73-5.

Muñoz, A., Ramos, D., Alvarado, C., Castañeda, B. Evaluación de la capacidad antioxidante y contenido de compuestos fenólicos en recursos vegetales promisorios. Rev Soc Quím Perú. 2007; 73 (3):142- 9.

Cunningham, D., Vannozi, S., Turk, R., Roderick, R., O ́shea, E., Brilliant, K. Constituyentes fitoquímicos del arándano americano (Vaccinium macrocarpon) y sus ben- eficios para la salud. Rev Fitoterapia. 2005; 5 (1): 5-16.

Capocasa, F., Scalzo, J., Mezzetti, B., Battino, M. Combin- ing quality and antioxidant attributes in the strawberry: The role of genotype. Food Chem, III. 2008; 872-8.

Ramírez, M., Geracitano, L., Marti, D., Henriques, A. Efectos beneficiosos de extractos de frutas rojas y de sus antocianos. Bol Latinoam Caribe Plantas Medicinales Aromáticas. 2009; 8 (6): 456-68.

Palomino, M., Guija, E., Lozano, N. Propiedades antioxi- dantes de la guayaba (Psidium guajava L.). Rev Soc Quím Perú. 2009; 75 (2): 227-34.

Marquina, V., Araujo, L., Ruiz, J., Rodríguez, A., Vit, P. Composición química y capacidad antioxidante en fruta, pulpa y mermelada de guayaba (Psidium guajava L.). Arch Latinoam Nutr. 2008; 58 (1): 98-102.

Perea, J., Cadena, T., Herrera, J. El cacao y sus productos como fuente de antioxidantes: Efecto del procesamiento. Salud Universidad Industrial Santander. 2009; 41: 128-34.

29. Sumaya, M., Suárez, T., Cruz, N., Alanís, E., Sanpedro, J. Innovación de productos de alto valor agregado a partir de la tuna mexicana. Rev Mexicana Agronegocios. 2010; XIV (27): 435-41.

30. López, L., García., S. Actividad antioxidante de extractos metanólicos y acuosos de distintas variedades de maíz mexicano. Nova Scientia. 2009; 2-1(3): 51-64.

31. Palomo, I., Fuentes, E., Carrasco, G., González, B., Moore, R. Actividad antioxidante, hipolipemiante y antiplaquetaria del tomate (Solanum lycopersicum L.) y el efecto de su procesamiento y almacenamiento. Rev Chil Nutr. 2010; 37 (4): 524-33.

32. Gutiérrez, A., Ledesma, L., García, I., Grajales, O. Capa- cidad antioxidante total en alimentos convencionales y regionales de Chiapas, México. Rev Cubana Salud Pública. 2007; 33 (1): 1-7.

33. Carvajal de Pabón, L., Turbay, S., Rojano, B., Álvarez, L., Restrepo, S., Álvarez, J., Bonilla, K., Ochoa, C., Sánchez, N. Algunas especies de Passiflora y su capacidad antioxidante. Rev Cubana Plantas Medic. 2011; 16 (4): 354-63.

34. Robles, M., Gorinstein, Sh., Martín, O., Astiazarán, H., González, G., Cruz, R. Frutos tropicales mínimamente procesados: potencial antioxidante y su impacto en la salud. Interciencia. 2007; 32 (4): 227-32.

190 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo