Buscar
  • 42k

Lectura Etiquetas, su importancia.

L.NC. Adriana Domínguez Rodríguez.

Miembro del Consejo Consultor de Nutrición Kyäni LATAM.


Hoy te vengo a platicar sobre la importancia que tiene el saber leer las etiquetas, así que lo primero que quiero platicarte es que, éstas no sólo muestran la información nutricional de un producto que adquieras ni tampoco sólo está destinada para describir las calorías que posee el alimento contenido en dicho envase, caja, bolsa, lata, etc, sino también te dirá el tamaño de la porción así como los nutrimentos que contenga. En el etiquetado encontrarás otra información como lo son: ingredientes, fecha de caducidad o vencimiento que contribuye a la seguridad alimentaria del consumidor, así cómo la manera en cómo debemos conservarlo, cocinar de manera ideal, entre otros datos más que pueden ser de nuestro interés.


Con la información nutricional o nutrimental, es que primero podemos saber las cantidades de calorías, grasas, proteínas, hidratos de carbono, etc, para poder diferenciar entre productos y saber hasta en cuál de estos productos hay grasas saturadas, cuáles trans y cuáles insaturadas, podemos conocer la proporción de azúcares simples o complejos, cantidad de fibra, etc. Todo esto ayuda para poder tener un mejor panorama de lo que se desee elegir para llevar una alimentación saludable, y entender que el alimento de acuerdo a nuestras necesidades, preferencias, cultura y poder adquisitivo serán los ideales para lograr a cabo esa pérdida de peso o mantenimiento o cuidar la salud.


Entendiendo un poco sobre la lista de ingredientes, podemos encontrar datos interesantes que lograrán aclarar la elección y ayudar a personas que padecen intolerancias o alergias, ya que allí también se declara todo lo que queremos saber acerca de lo que contiene el producto, desde conocer la forma de conservación, lote de procedencia, fecha de producción, lugar de producción, si estuvo en contacto con otros alimentos hasta la vida útil del alimento, es un dato esencial para que como consumidores del mismo sepamos son seguros e inocuos.

Por todas esto, es que debemos prestar mucha atención a las etiquetas de los productos y diferentes presentaciones de alimentos, ya que de ellas podemos obtener todos esos datos importantes acerca de lo que escogeremos para comer, de forma general así como específica de cada alimento.


En resumen: una etiqueta permite identificar el valor nutritivo de un producto, representada en una tabla impresa o en texto en algunos casos donde no hay tantos ingredientes.

Lamentablemente en México y de acuerdo a diferentes encuestas realizadas en el país, se ha revelado que los propios consumidores no saben leer la etiqueta nutrimental, haciendo esto un factor que influye de manera directa en la calidad de productos que consumen y en su estado de salud.

Estas etiquetas, se supone deben ayudar a la gente que padece diabetes, enfermedades cardiovasculares, celíacos o simplemente aquellos que deseen o lleven una indicación profesional médica para poder consumir menos calorías o grasas o azúcares, de acuerdo a su padecimiento o tratamiento, por ello la lectura de esta información en éste tipo de población es de vital importancia el entendimiento, así como interpretación.


En nuestro país el etiquetado nutrimental de alimentos y bebidas procesados en México está regulado por la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, en la cual se indica que la declaración nutrimental de los productos preenvasados es obligatoria.

Es muy importante recalcar que toda la información que leemos en una etiqueta muestra los datos para una sola porción de alimento, por lo tanto es muy importante comprender que si usted consume varias porciones debe duplicar o triplicar dicha información que contenga el producto, no solo creer que comemos las calorías de 1 porción.


Como consejo al tomar una etiqueta o intentar leer una, lo que debes tratar de buscar en estos productos es que cuenten con un alto contenido de fibra, procurando consumir aquellos con bajo contenido de azúcares, grasas saturadas y sodio.

De acuerdo a la norma oficial se dice que un producto reducido debe tener 25% menos de azúcares, grasas, sodio, colesterol y calorías del original, por el riesgo que esto implica en padecimientos relacionados con el corazón.

Un alimento libre de sodio debe estar por debajo de 5 mg por porción de alimento. Si una persona padece hipertensión arterial, este dato es el primero que debe buscar en alimentos como los enlatados, embutidos, carnes congeladas, salsas, botanas, etc.


Aunque aún no comprendamos del todo la lectura de etiquetas intenta tomarte tiempo para valorar y ver con atención el etiquetado de los productos que compras de forma constante, donde puedas comparar original con los reducidos o sus diferentes versiones.


Vuelve la lectura de etiquetas se un hábito cada vez que vas al super, así comerás más saludablemente y evitarás complicaciones futuras, derivadas de alimentos no saludables y que creías que lo eran.


Aquí abajo déjanos tus comentarios o mándame tu correo a nutricion@kyanicorp.com


Bibliografía:


  1. WHO. Diet, nutrition and the prevention of chronic diseases. Report of the WHO/FAO Joint Expert Consultation. Geneva; WHO Technical Report Series: 2003.

  2. ConMéxico. La Industria de Alimentos lanza nuevo Etiquetado Frontal a partir de 2011. [consultado 2011 marzo 15].

  3. Disponible en: http://conmexico.com.mx/sitio/2010/11/la-industria-de-alimentoslanza- nuevo-etiquetado-frontal-a-partir-de-2011/


110 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo