Buscar
  • 42k

Tips para poder ir Cambiando

Actualizado: 16 de oct de 2018

#movimientovidasaludable

L.NC. Andriana Domínguez Rodríguez.

Miembro del Consejo Consultor y Nutrición Kyäni LATAM


¿Recuerdas los 2 artículos anteriores sobre Atleta Corporativo? ¿Cuál es la lección fundamental que los deportistas de elite pueden darnos al común de los mortales?


Bien decía Jim Loehr (Cofundador del Human Performance Institute): deporte es una bella metáfora, pero la vida es un juego mucho más grande y complejo...


En resumen, nos dice que la lección es ésta: poniendo el ejemplo del mejor basquetbolista o futbolista o tenista, no es el que se pasa más tiempo en la pista, cancha, duela, etc., sino el que sabe aprovechar mejor su energía, estar motivado y dar un sentido a lo que hace. De la misma manera, el atleta corporativo o profesionista no es el que se pasa más horas en la oficina, sino que el que ha aprendido a mejorar su rendimiento y a alinear sus valores con los de la empresa para la que trabaja.


Digamos que el profesionista corporativo se propone dar lo mejor de sí mismo en estos tiempos de demanda extraordinaria en el mundo laboral. Para conseguirlo, debemos entrenar con el cuerpo, con lamente, con las emociones y con el espíritu. De lo contrario, acabaremos pagando con la salud, infelicidad e insatisfacción de fondo.


EL recurso más preciado que tenemos en nuestra vida es la energía, pero no hemos aprendido a aprovecharlo, la noción de invertir en energía o de recuperar energía es algo universal. Y en todo el mundo vivimos en plena crisis de energía humana, con graves efectos en todas las esferas de nuestra vida. Podemos trabajar menos y rendir mucho más, pero para eso tenemos que aprender a manejar nuestra energía, pero encontramos pretextos o culpamos al medioambiente de no poderlo lograr como, por ejemplo: La tecnología; en la opinión de muchos y mía también, ésta nos puede ayudar a ser más efectivos o a caer en la falsa creencia del multitasking. Es bien sabido que el ser humano es incapaz de centra toda la atención en más de una actividad al mismo tiempo, y un claro ejemplo de esto es: no puedes jugar basquetbol y hablar por el celular, como tampoco conducir he ir texteando, prueba de ellos el crecimiento exponencial de accidentes por lo mismo.


Por lo tanto, aquí viene la primera intervención, debes olvidarte del multitasking, es el mayor enemigo del rendimiento, efectividad y producción durante el trabajo, para evitar caer en este circulo viciosos la solución es “El valor de los rituales saludables vs malos hábitos”.

Ritual= son los momentos fundamentales que nos ayudarán a navegar en esté tiempo de alto estrés que hemos creado. Los ejemplos claros, sencillos y básicos que no realizamos son:

  • Dormir 7 – 8 hrs promedio,

  • Comer porciones moderadas de ser necesario 5 veces al día.

  • Mantenernos hidratados.

  • Trabajar la respiración en momentos tensos.

Estos son sólo algunos rituales sencillos, básicos para recuperar la energía física, realizando esto logramos ejercitar la mente, los músculos de las emociones como lo son la gratitud y esperanza. Mantenernos motivados es la mayor garantía de éxito, ésta es una lección que se puede trasladar a todos los campos de nuestra vida.


Muy bien, basta de teoría y más acción, para la próxima semana debes realizar una lista con los malos hábitos que vayas detectando durante tú día a día, hazlo por 3 días y ve que tan repetitivos son, sólo debes de llevar un diario o en las notas del celular ir anotando: hora a la que despiertas, si desayunas o no, dónde y qué tanto, si eres de l@s que comes durante horas laborales, hora de comida si la realizas o no, dónde y que tanto, cuánto tiempo le dedicas a esta, si realizas o no ejercicio, etc. El objetivo es identificar todos los malos hábitos, iremos atacando 1 a 1, pero...


¿cómo lo lograremos?


No dejes de leerme la siguiente semana, habrá diferentes tips, apps y consejos para poder modificar estas conductas no saludable.

132 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo