Buscar
  • 42k

Magnesio y Cromo, usos y beneficios en IR, Diabetes y otros.

Dr. César Fernández.

Miembro del Consejo Consultor Científico Kyäni LATAM.


Magnesio

Durante los últimos 100 años han ocurrido muchos cambios a nivel de sociedad y tecnología en todos los ámbitos, estos son conocidos como globalización, los cuales han afectado nuestro estilo de vida y por ende han afectado nuestros hábitos alimentarios (Comidas rápidas y comidas procesadas preelaboradas) lo cual ha traído como consecuencia un aumento acelerado de personas que adolecen de IR (Insulino Resistencia) y Obesidad. Si analizamos la incidencia mundial ya sobrepasan los 380 millones de personas con Diabetes y un billón lo tendrán en el año 2035, siendo hoy en día México (habiendo superado ya a USA) el país de América con la mayor incidencia y prevalencia de esta enfermedad. Esto la convierte en un desafío emergente en el área de la salud (6).


Diversos micronutrientes han sido estudiados por su posible efecto terapéutico para el tratamiento y/o prevención de la IR y DM2. Hay tres micronutrientes que destacan debido a su evidencia clínica; magnesio (Mg), zinc (Zn), y cromo (Cr) [2,3,4] y todos lo hacen a través de múltiples mecanismos. Hoy en día, la DM2 se considera como una amenaza de pandemia global para la salud humana y la economía global [1], por lo que existe una necesidad urgente de desarrollar estrategias efectivas para evitar la progresión de la IR a DM2 [5]. Los efectos de la suplementacion con Cr, Mg y/o Zn podría ser una de ellas. Ya en artículos previos nos hemos referido a los usos y beneficios del Zinc, hoy nos enfocaremos en la injerencia de la ingesta de Cromo y Magnesio en la incidencia y prevalencia de IR y/o Diabetes.


El Magnesio es un oligoelemento (mineral traza), cuya ingesta diaria es en promedio 300 mg por día. Su importancia en procesos vitales como en la duplicación del ADN, equilibrio hormonal como ser la insulina y la regeneración de los tejidos, además actúa en consonancia con el calcio y fósforo en la salud ósea, y por ultimo pero no menos importante apoya el ciclo circadiano del sueño y relajación así como protege de enfermedades cardiovasculares. Esta sustancia participa en procesos vitales como duplicación del ADN y regulación de los niveles de azúcar en la sangre; interviene en el equilibrio hormonal y regeneración de los tejidos; previene los cálculos renales; actúa como laxante suave; ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y en los dientes; protege de las enfermedades cardiovasculares, y favorece el sueño y la relajación, entre otras funciones. Alimentos ricos en este oligoelemento: Hortalizas, frutos secos, cereales, legumbres, levadura de cerveza, verduras crudas de hoja verde. De nuestra dieta diaria en base a estos solo se logra absorber un promedio del 35% de lo consumido. Las personas que podrían presentar mayor riesgo de deficiencia de este micronutriente son los alcohólicos, quienes padecen cirrosis hepática, diarreas prolongadas, mala absorción intestinal, enfermedades renales, pacientes con tratamiento diurético, hipertensos, diabéticos, deportistas profesionales y quienes se han sometido a una intervención quirúrgica.  Señala que las alteraciones gastrointestinales, los trastornos menstruales, la debilidad muscular, los calambres, los temblores, el hormigueo, la fatiga, la somnolencia, la irritabilidad, la depresión, la pérdida del apetito, por mencionar algunos, son los síntomas ocasionados por la deficiencia de este mineral.


Tanto las personas con hipomagnesemia (magnesio bajo en sangre) que es frecuente en personas diabéticas y con IR como las de Normomagnesemia

(magnesio normal en sangre) se ven beneficiadas en la eficiencia celular de la insulina y el uso del azúcar en sangre. La clorofila es una de las mayores fuentes de este micromineral [34]. Estudios han demostrado que un aumento en el consumo de Mg a través de la dieta reduce el riesgo de la alteración de la glucosa y progresión de prediabetes a diabetes [1]. El proceso de refinación podría depletar el contenido de Mg hasta en un 85%, otros procesos de cocción, como hervir, también resultan en pérdidas significativas de Mg en los alimentos. La selección de alimentos, sumado a los métodos de procesado y cocción de estos, podría explicar la aparentemente alta prevalencia de baja ingesta de Mg en la población [36]. Otro aspecto importante es la glicosuria (azúcar en la orina) que adolecen los diabéticos y también el estrés crónico emocional pueden bajar sus niveles en sangre.


Cromo

Este oligoelemento es necesario en pequeñas cantidades RDA (Ingesta diaria recomendada) es de 50-200 microgramos. Este mineral es vital en el metabolismo de las proteínas, grasas y carbohidratos. Los vegetales, el huevo, el pollo, carne de res, mariscos, levadura de cerveza, granos enteros entre otros son ricos en cromo. Al organismo se le dificulta su absorción, entre 2% y 10% de lo presente en la dieta únicamente y su tasa de expresión es alta. Su carencia puede ocasionar trastornos metabólicos como diabetes e intolerancia a la glucosa, desnutrición, enfermedades cardiovasculares, alteraciones visuales como ser cataratas. Los suplementos en presentación de nicotinato son preferibles al picolinato pues se absorben mejor al ser esta la presentación encontrada en el cuerpo humano. Un estrés crónico puede alterar los requisitos de los micronutrientes como el cromo. El exceso de glucosa, el consumo de dietas ricas en azúcares simples, la lactancia, diferentes infecciones, el trauma físico y el ejercicio agudo se consideran como un estrés que altera el metabolismo de cromo en humanos. Las pérdidas de cromo en la orina pueden utilizarse como una medida de la respuesta del organismo al estrés, ya que una vez que el cromo se moviliza como respuesta a ese estrés, no es reabsorbido por los riñones y se pierde en la orina.

El suplemento de cromo es esencial para los seres humanos especialmente para los diabéticos, ya que este tipo de pacientes presentan un metabolismo de cromo alterado y requieren mayores cantidades de éste suplemento nutritivo debido a su mala asimilación; por lo que los diabéticos absorben más cromo que los no diabéticos, pero sufren mayores pérdidas de este elemento por la orina. La deficiencia de cromo es una consecuencia de la diabetes más que una causa y por eso se hace indispensable su suplemento en los pacientes diabéticos, ya que pueden mejorar la tolerancia a la glucosa y los niveles de insulina como lo menciona el artículo en mención.(2)


Conclusiones:


Existe suficiente evidencia por los estudios mencionados del efecto que tiene el magnesio y el cromo en sus formas biológicamente activas en el mejoramiento de la acción de la insulina en pacientes diabéticos no insulino dependientes y con IR (resistencia a la insulina) La situación de la diabetes mundialmente alcanza cifras importantes y cabe la posibilidad de utilizar dietas ricas en magnesio y cromo en pacientes diabéticos no insulinodependientes o en su defecto suplementos nutricionales que nos garanticen su aporte suficiente para optimizar nuestras funciones metabólicas esenciales. Como todos conocemos el Nitro extreme de Kyani provee además de Nitritos y Nitratos en su formulación que apoyan la correcta producción de óxido nítrico, los RDA necesarios en Cromo, Magnesio, Zinc, Niacina, Coenzima 10. Este soporte nutricional es un coadyuvante básico para que nuestro organismo en los aspectos antes mencionados.


Aquí abajo déjanos tus comentarios o mándame tu correo a nutricion@kyanicorp.com.

Bibliografía:

1. Guerrero-Romero F, Simental-Mendía LE, Hernández-Ronquillo G, Rodríguez-Morán M. Oral magnesium supplementation improves glycaemic status in subjects with prediabetes and hypomagnesaemia: A double-blind placebo-controlled randomized trial. Diabetes Metab. 2015;41(3):202-7.

2. Islam MR, Attia J, Ali L, McEvoy M, Selim S, Sibbritt D et al. Zinc supplementation for improving glucose handling in pre-diabetes: A double blind randomized placebo controlled pilot study. Diabetes Res Clin Pract. 2016;115:39-46.

2. Anderson R. Chromium as an essential nutrient for humans. Regul Toxicol Pharmacol 1997; 26:S35-S41.

3. Rodríguez-morán M, Guerrero-Romero F. Oral magnesium supplementation improves insulin sensitivity and metabolic control in type 2 diabetic subjects: a randomized double-blind controlled trial. Diabetes Care. 2003;26(4):1147-52.

4. Racek J, Sindberg CD, Moesgaard S, Mainz J, Fabry J, Müller L et al. Effect of chromium-enriched yeast on fasting plasma glucose, glycated haemoglobin and serum lipid levels in patients with type 2 diabetes mellitus treated with insulin. Biol Trace Elem Res. 2013;155(1):1-4.

5. Dou M, Ma Y, Ma AG, Han L, Song MM, Wang YG et al. Combined chromium and magnesium decreases insulin resistance more effectively than either alone. Asia Pac J Clin Nutr. 2016;25(4):747-753.

6. Samuel VT, Shulman GI. The pathogenesis of insulin resistance: integrating signaling pathways and substrate flux. Journal of clinical investigation. 2016;126(1):12-22.

7. Samson SL, Garber AJ. Metabolic syndrome. Endocrinology Metabolism Clinics of North America. 2014;43(1):1-23.

8. Shenkin A. The key role of micronutrients. Clinical Nutrition. 2006;25(1):1-13.

9. Sharma S, Prasad R, Choudhary M, Jain S, Goyal S, Agarwl V. Beneficial effect of chromium supplementation on glucose, HbA1C and lipid variables in individuals with newly onset type-2 diabetes. Journal Trace Elements in Medicine and Biology. 2011;25(3):149-153.

9. Ayuso Peraza, Giselle, & Castillo León, María Teresita. (2017). Globalización y nostalgia. Cambios en la alimentación de familias yucatecas. Estudios sociales (Hermosillo, Son.), 27(50)https://dx.doi.org/10.24836/es.v27i50.479

172 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo