Buscar
  • 42k

Saber comer, con mejor calidad

L.NC. Adriana Domínguez Rodríguez.

Miembro del Consejo Consultor de Nutrición Kyäni LATAM.



EL recurso más preciado que tenemos en nuestra vida es la energía, pero no hemos aprendido a aprovecharlo, la noción de invertir en energía o de recuperar energía es algo universal. Y en todo el mundo vivimos en plena crisis de energía humana, con graves efectos en todas las esferas de nuestra vida. Podemos trabajar menos y rendir mucho más, pero para eso tenemos que aprender a manejar nuestra energía, pero encontramos pretextos o culpamos al medioambiente de no poderlo lograr como, por ejemplo: La tecnología; en la opinión de muchos y mía también, ésta nos puede ayudar a ser más efectivos o a caer en la falsa creencia del multitasking. Es bien sabido que el ser humano es incapaz de centrar toda la atención en más de una actividad al mismo tiempo, y un claro ejemplo de esto es: no puedes jugar basquetbol y hablar por el celular, como tampoco conducir e ir texteando, prueba de ellos el crecimiento exponencial de accidentes por lo mismo, todo esto nos lleva a también querer recortar horarios de una parte básica de nuestra vida, la alimentación, el comer con calidad y tiempo.


Es por eso que debemos darnos tiempo para poder llevar una comida con calidad y todo tiene pasos, metodología una serie de hábitos que deben repetirse para lograr despúes hacerlo en automático y empieza todo desde, saber fomentar hábitos saludables para prevenir enfermedades, es fácil para nosotros olvidar que los gérmenes están en todas partes, por lo que es importante practicar hábitos saludables. Por lo que es importante enseñes y tu también te laves las manos adecuadamente, especialmente después de sonarte, usar el baño y antes de comer. Usa desinfectante para manos con al menos 60% de contenido de alcohol, si estas en algún lugar donde no haya acceso a un lavamanos.


El desayuno es la comida principal, es lo primero que nos dará energía después de haber descansado durante 7 a 8 horas promedio de sueño, reparación y reorganización del organismo, por ende, debe formar parte de los hábitos de todas las personas, razón por la que todo profesional de la salud graduado sabe y reconoce la importancia de éste, pero en México, el estilo de vida actual fomenta que se ingieren alimentos ricos en azúcares y bajos en proteínas, lo cual puede dañar gradualmente la salud.


Las personas quieren llevar una DIETA para poder bajar todo lo que subieron en las dos últimas semanas de diciembre o bien lo que siempre han cargado de más, desde sobrepeso hasta obesidad en sus diferentes grados, pero para ello deben SIEMPRE consultar a un médico o nutriólogo certificado, que sepan manejar posibles enfermedades de las que el paciente no esté ni enterado, pudiendo dañar sus órganos o incluso poner en riesgo su vida!.

La dieta, es un hábito y constituye una forma de vivir. En ocasiones, el término suele ser utilizado para referirse a los regímenes especiales para bajar de peso o para combatir ciertas enfermedades, aunque estos casos representan modificaciones de la dieta y no la dieta en sí misma. *

Yo lo llamo PLAN DE ALIMENTACIÓN al momento de hacer esos cambios para tratar temas de sobrepeso, obesidad o cualquier enfermedad que ponga en riesgo la salud.


Cuando se lleva un estilo de vida saludable (alimentación, ejercicio adecuado y equilibrado) no se requieren de medicamentos o suplementos o complementos especiales.

Respuesta larga, sí, sólo son indicados cuando se trata de sobrepeso u obesidad mórbida que requiere de una pérdida masiva de peso porque pone en riesgo la salud, y a veces es necesario un complemento para evitar descompensaciones durante el proceso que debe ser bajo vigilancia médica. Cuando no existe control adecuado y los medicamentos o suplementos no son prescritos por una especialista puede la persona sufrir trastornos de salud, interacción de alimento-medicamento, que van desde el famoso “rebote” a ligeros problemas gastrointestinales hasta graves descompensaciones que desencadenan daño a órganos o la muerte.


En resumen: la alimentación es compleja, ya que involucra aspectos culturales, psicológicos, económicos y estilo de vida que vamos aprendiendo durante nuestro desarrollo desde pequeños, por eso es de suma importancia que, si un miembro de la familia desea cambiar su alimentación o debe hacerlo, toda la familia debe apoyarlo.


“La vida se trata de aprender a disfrutar lo que comemos, eso es nuestra dieta diaria. Es aprender a elegir y tener bien definidas esas elecciones, manejando antojos, así como combinaciones de alimentos”, para estar saludable.

84 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo