Buscar
  • 42k

Valoración nutricional, ¡lo que debes saber!

L.NC. Adriana Domínguez Rodríguez.

Miembro del Consejo Consultor de Nutrición Kyäni LATAM.




¿Para qué sirve la valoración nutricional y por qué es importante realizarla?


Bueno, mi respuesta a cualquier persona, es que ésta DETERMINARÁ el nivel de salud y bienestar de una persona como individuo así como población, claro, como lo digo y reitero desde el punto nutricional, donde se estudia y examina el grado en que las demandas fisiológicas, bioquímicas y metabólicas deben estar cubiertas, a través de los nutrimentos (alimentación), es éste equilibrio entre demanda-requerimientos, que puede ser afectada por diversos factores como:


  • Edad

  • Sexo

  • Situación patológica y fisiológica individual

  • Educación cultural

  • Estado psicosocial


Como bien sabemos y hemos venido viviendo a lo largo de los siglos y últimos años, lo que deseamos como seres humanos así como profesionales también de la salud, es procurar una nutrición equilibrada aplicando un aporte adecuado de nutrimentos y energía a cada individuo. El que una persona presente deficiencias prolongadas de algún nutrimento, provoca la desaparición progresiva de tejidos, con alteraciones bioquímicas que se traducen en manifestaciones clínicas intestinales.


Pero, por otro lado, tenemos el exceso en el consumo de productos que se venden como "alimentos" con ingredientes químicos que pueden desarrollar situaciones de intolerancias, sobrepeso, obesidad, enfermedades y hasta toxicidad.


Realizar una evaluación del estado nutricional que tiene un individuo nos dará la detección TEMPRANA de grupos de pacientes con riesgos a padecer malnutrición.

Esto también ayuda a generar programas de salud, nutrición y control eficaz de distintos regímenes dietéticos.

La valoración del estado nutricional debe reunir lo siguiente para considerarse una gran valoración:


Composición Corporal, que incluye:


  1. Medidas antropométricas: Peso, talla (altura), perímetro brazo, pliegues cutáneos.

Medidas antropométricas indirectas: complexión, superficie corporal, metabolismo basal, perímetro y área muscular del brazo, % agua, % grasa, etc..


  1. Laboratorios: Química análisis bioquímicos y hematológicos, muestras que se obtiene generalmente por sangre, orina y heces para detectar posibles carencias nutricionales, antes de que aparezcan signos clínicos, además de que ayudan a confirmar el diagnóstico del malnutriciones específicas.


También incluye realizar un recordatorio de 24 Horas: estudio de consumo de alimentos, registros, encuestas, lista de consumo, etc., para saber cómo, dónde, etc adquiere los nutrimentos el individuo.


Indicadores clínicos como signos físicos que se basan en la exploración y observación de cambios relacionados con ingesta dietética inadecuada, escasa o excesiva, mantenida durante el tiempo (edad pero también como dietas restrictivas o cambios abruptos en consumo normal de alimentos) y que pueden detectarse en tejidos epiteliales superficiales, especialmente en piel, pelo, uñas, en boca, mucosas, lengua, dientes o en órganos y sistemas fácilmente de detectar en la exploración física, todos ellos son el reflejo de varias deficiencias nutricionales. No es frecuente que un único nutriente origine signos específicos.


En conclusión y resaltando, la importancia y aplicación clínica de la valoración nutricia en la actualidad, adquiere más importancia no sólo en hospitales o tratamientos ambulatorios, sino también como un procedimiento clínico indispensable para establecer el tratamiento de atención y asistencia nutricional, tanto individual como colectivo. Si consideramos que un individuo está desnutrido, éste tendrá una incidencia mayor de complicaciones, mayor promedio de estancia y costos hospitalarios si llega a una descompensación grave. Esto aplica desde el neonato hasta la adolescencia, pasando posteriormente para la mujer en embarazo, adulto joven y adulto mayor.


Así que ya sabes no dejes de realizar tus valoraciones para saber si hay alguna deficiencia y poder trabajarla a tiempo, con alimentos y ejercicios así como estilos de vida saludables.


Aquí abajo déjanos tus comentarios o mándame tu correo a nutricion@kyanicorp.com



Bibliografía:

  1. Rappo Miguez, Susana.(2001) “La alimentación de los mexicanos en la alborada del tercer milenio”. Revista de la Facultad de Economía-BUAP. Año VII Núm. 19 Reseña.

  2. 14. Pao E, Cypel Y. (1998) Cálculo de la ingesta alimentaria En “Conocimientos actuales sobre nutrición”, 7ª edición. Ziegler E.E. y Filer L.J. eds. ILSI Press, Washington, USA, pp 531-541.

  3. Organización Panamericana de la Salud. Pautas para el desarrollo de estrategias en salud ante desplazamientos masivos: Guía de la Atención de la desnutrición, in Guía para autoridades territoriales. 2004, Ministerio de la Protección Social.

  4. Martinez Uso, Civera Andrés M. Protocolo diagnóstico de la malnutrición. Medicine 2002; 8: 4717-9.

  5. Detsky A et al. What is Subjective Global Assessment of nutritional status? JPEN 1987; 11: p. 8-13.

  6. Kweitel S. IMC: herramienta poco útil para determinar el peso útil de un deportista. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte 2007; 7: 274-89.

  7. Cole T, Flegal KM, Nicholls D, Jackson AA. Body mass index cut offs to define thinness in children and adolescents: international survey. Br Med J 2007; 335: 194.

121 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo